Papernest: ¿Cómo Reformar Tu Casa De Manera Eficiente?

Una casa que pierde energía es una vivienda en la que cuesta dinero vivir. Por este motivo, si quieres poner fin a este malgasto, no hay nada como efectuar una reforma en tu hogar. Sin duda, para poder proceder a ello hace falta bastante inversión; no obstante, todo ello se puede amortizar rápidamente con el ahorro de energía que supone.

Ahora, claro está, es necesario efectuar la reforma en las mejores condiciones para que el ahorro sea completamente efectivo.

Tarifas energéticas

Sin duda, la reforma puede poner fin a estos altos costes de la energía que estás pagando en tu hogar. No obstante, difícilmente vas a notar algo de ahorro si tu contrato de gas o de electricidad tiene un precio muy alto. En este sentido, para contratar el gas natural y la electricidad a un precio mejor, es recomendable utilizar un comparador energético. Y es que en lugar de ir comercializadora por comercializadora preguntando cuáles son los mejores precios, esta herramienta online y gratuita te muestra solo los contratos que más se ajustan a lo que estás buscando.

En todo caso, antes de contratar tus tarifas tienes que comprobar que los suministros estén dados de alta. En caso contrario habrá que dar de alta la luz y el gas para poder comenzar a vivir en la casa. Por supuesto, también deberás dar de alta el agua. En todo caso, sabe reseñar que para dar de alta la luz y el gas deberás pagar los derechos correspondientes a este trámite cuyos costes están regulados por el gobierno. Afortunadamente, solo deberás pagarlo una vez y nada a más, a menos que el suministro sea haya dado de baja y se quiera volver a tener energía en la casa.

Consejos para un hogar mucho más sostenible

El principal cambio que tendrás que efectuar en tu hogar para que sea verdaderamente sostenible tiene que ver con el aislamiento térmico. Efectivamente, la mayor parte de las casas pierden parte de la energía de la calefacción o del aire acondicionado porque se ven afectadas por las temperaturas de la calle. Sin embargo, en el caso de una vivienda aislada térmicamente, la temperatura logra mantenerse igual a lo largo de todo el año. Lo que puede significar, por ejemplo, que quitas la calefacción y la casa aguanta con el calor mucho más tiempo.

Además, si bajan las temperaturas de fuera, no tendrás que aumentarla para compensar porque no hay puente térmico ni en las ventanas ni en los muros, que son los lugares donde hay que implementar dicho aislamiento.

Igualmente resulta bastante interesante la instalación de un sistema domótico de calidad, como es Alfred Home. Los sistemas domóticos son cada día más habituales en las viviendas ya que incluso desde tu móvil podrás controlar la energía de toda tu casa y ser mucho más preciso sobre lo que realmente necesitas. Ajusta la luz, la temperatura de la calefacción, etc. cuando quieras, como quieras y desde donde quieras.

No hay que olvidar que el agua también es otro suministro energético que hay que cuidar también. Para ello, basta con la instalación de un sistema de reductor de caudal y cambiar algunos hábitos como dejarse el grifo encendido cuando no hace falta o bañarse en lugar de ducharse. Por último, hay que cambiar todas las bombillas por unas nuevas LED de bajo consumo.

Aquí encontrarás ocho consejos sobre por qué es la mejor opción.

Ver todas las noticias